Blog Archives

Los 50 Mejores Consejos de Nutrición, de acuerdo a Men’s Health

Estaba buscando información sobre nutrición y me topé con esta lista de 50 consejos. Hay algunos con los cuales estoy de acuerdo, otros no. Son 50, no necesariamente hay que estar de acuerdo con todos, o seguirlos todos. Yo añadí mis comentarios en paréntesis al final de los consejos en los cuales sentí pertinente comentar)

Un pequeño cambio al día en la manera que comes puede ayudarte a desarrollar los hábitos alimenticios necesarios para ir transformando tu salud. Recuerda: tú eres los que comes!

1. Controla la cantidad de sal en tus comidas. Sustitúyela por hierbas aromáticas, limón o especias que aporten un toque de sabor a tus platillos.

2. Realiza entre cuatro y cinco comidas al día. De esta forma, estarás comiendo menos cantidad de alimentos, pero aumentarás la frecuencia de ingestión, lo cual mejorará la eficiencia del metabolismo y evitará que aparezca el hambre.

3. Consume un mínimo de cinco raciones de frutas y vegetales por día. Aportan vitaminas, minerales, agua y fibra, además de que contienen pocas calorías, grasas, sodio y nada de colesterol. El reparto ideal consiste en tres piezas de fruta y dos raciones de vegetales.

(Yo recomiendo más porciones de vegetales. Si no te gustan, Shakeology es excelente opción)

4. Cocina siempre con aceite de oliva, mejorará tu salud cardiovascular.

5. No salgas sin desayunar. Quince minutos son más que suficientes. Recargarás tu organismo de energía para afrontar el día de la mejor manera física y psicológica. Un desayuno completo debe estar compuesto por lácteos, cereales y fruta.

6. No te obsesiones con las calorías que debes consumir. Cada individuo tiene necesidades propias. Si la báscula no se mueve, es porque estás tomando las que necesitas.

7. Come pescado azul (arenque, atún, salmón) dos o tres veces a la semana. Es rico en ácidos grasos Omega- 3, nutrientes esenciales que tu organismo requiere, pero que no genera por sí mismo.

8. Los lácteos deben estar presentes en nuestra alimentación diaria, pues son una excelente fuente de nutrientes: proteínas, calcio y vitaminas (A, D, B12 y ácido fólico). El calcio es un mineral esencial para prevenir la osteoporosis y mantener fuerte la estructura ósea y los dientes. Por ello, los expertos recomiendan la ingesta diaria de entre dos y cuatro raciones de alimentos lácteos.

9. Las legumbres (habichuelas, lentejas, garbanzos, etcétera) son una de las principales fuentes de carbohidratos y proteínas de origen vegetal. También cuentan con un bajo nivel de grasa. Lo recomendable es consumir, al menos, dos o tres raciones por semana.

10 Según la Organización Mundial de la Salud, las grasas deben cubrir entre 30% y 35% de nuestras necesidades energéticas diarias. Sin embargo, las grasas saturadas no deberían suponer más de 7% de dicha aportación.

(En este punto, yo iría con 30%. En mi caso, que quiero bajar mi porciento de grasa corporal, estoy consumiendo 20%-25% al día, tratando de que sea 20%. Si ves mis fotos de antes y después con Focus T25, verás que me dio resultados)

11. No guardes en tu casa alimentos tentadores. Te evitarás problemas graves.

12. Si te dan ganas, puedes darte el lujo de comer un helado una vez a la semana, siempre y cuando este no contenga más de 300 calorías.

13. Reserva los pasteles para ocasiones especiales. Y, aun así, cómelos con moderación.

14. Los carbohidratos deben proporcionar alrededor de 50% del aporte energético diario. ¿Dónde encontrarlos? En la pasta integral, el arroz integral o el pan (compra Whole Grain, no Wheat). Siempre es preferible tomar estos alimentos en su variante integral debido a su mayor contenido en fibra. También puedes encontrar este tipo de nutrientes tanto en las papas como en las legumbres.

15. Las proteínas tienen que suministrar entre 10% y 15% de las calorías totales necesarias. Combina las de origen animal y vegetal.

16. El hierro es un nutriente esencial. Para que no te falte, come una vez a la semana carnes rojas, mariscos o paté. Si eres vegetariano, opta por legumbres, cereales o frutos secos y combínalos con un postre a base de naranja, kiwi, fresas o toronja, pues la vitamina C ayuda a absorber mejor el hierro.

17. Los vegetales asadas (berenjena, pimiento, espárragos, etcétera) o al horno son una excelente alternativa, tanto para primer plato como para guarnición del segundo.

18. La práctica del ejercicio físico activa nuestro metabolismo y genera la producción de radicales libres. Combate esta reacción tomando alimentos ricos en vitaminas antioxidantes, como frutas, verduras, hortalizas y frutos secos.

19. Un buen plan de alimentación debe ser equilibrado y acorde con tu estilo de vida y tus actividades. Evita la monotonía en tu dieta e incluye todos los grupos de alimentos. Cuida, eso sí, las proporciones y las cantidades.

20. Intenta no quedarte en casa cuando estés aburrido o angustiado. La forma más simple de desahogar ambos sentimientos es comiendo.

21. Si padeces de alto colesterol, añade a tu dieta alimentos con esteroles vegetales (bebidas lácteas y yogurts). Te ayudarán a reducir entre 10% y 15% en sólo tres semanas, siempre y cuando mantengas una alimentación balanceada que incluya frutas y verduras. Si estás tomando medicamentos para disminuir el colesterol, lo mejor es que consultes a tu médico.

22. Controla el nivel de azúcar en tu sangre. La diabetes afecta negativamente el funcionamiento de tu sistema cardiovascular.

23. Para untar sobre el pan, opta por el aceite de oliva o la margarina. Las principales marcas de ésta no contienen ácidos grasos trans, pero sí grasas insaturadas, beneficiosas para la salud.

(Yo NO recomiendo margarina. Hay mucha literatura de por qué la margarina no es saludable)

24. Es importante involucrar a todos los miembros de la familia en las actividades relacionadas con la alimentación: ir al súper, preparar y cocinar los alimentos, etcétera.

25. La comida debe proporcionar 35% de la energía diaria necesaria. Una buena sopa a base de verduras es un primer plato muy recomendable por su efecto saciante.

26. Si tienes tendencia a comer entre comidas, opta por tomar una pieza de fruta o un té.

(Toma agua también. A veces el hambre es sed enmascarada)

27. Las frutas secas, como los duraznos, ciruelas, pasas, higos, dátiles y uvas pasas, son una fuente rica en fibra y ayudan a regular el tránsito mental.

28. El vegetarianismo no implica dejar de consumir alimentos de origen animal. Esto puede provocar un déficit de hierro y de algunas vitaminas, como la B12. Para suplir esta peligrosa carencia, come alimentos ricos en dicho mineral, como pueden ser las legumbres, los cítricos y los suplementos de vitamina B12.

29. Un exceso de carbohidratos en nuestra dieta suele duplicar los depósitos de glucógeno del músculo. Si bien este efecto aumenta la resistencia del mismo, únicamente es provechoso en el caso de los atletas de largo rendimiento, como los corredores de maratón o los ciclistas y los esquiadores de fondo.

30. Puedes comer un huevo al día sin riesgo para tu corazón. Es rico en vitaminas y proteínas.

31. No recurras a una dieta drástica para adelgazar. Las llamadas “dietas milagro” únicamente consiguen que pierdas líquidos, por lo que recuperas los kilos en cuanto las abandonas. Es el famoso “rebote” o “yoyo”.

32. Si te gustan los aguacates, consúmelos con moderación, ya que tienen un alto contenido graso.

33. La fibra es un componente clave en nuestra alimentación. Lo recomendable es ingerir entre 25 y 30 gramos diarios.

34. Las vitaminas son nutrientes esenciales, pero la mayoría no las fabrica nuestro organismo. Y, cuando sí lo hace, es de manera insuficiente para cubrir sus propias necesidades. Para prevenir manifestaciones carenciales, es preciso llevar una dieta variada y rica en todo tipo de vitaminas.

(Suplementa con Multivitaminas)

35. Para mejorar la salud cardiovascular es recomendable consumir habitualmente un puñado de frutos secos, como nueces o almendras.

36. El ayuno total prolongado es muy peligroso. Además de someter al cuerpo a situaciones de estrés, aparecen serias carencias nutricionales.

37. Destierra los alimentos procesados (como las papitas de cualquier tipo o las galletas) de tu dieta. Tienen un alto porcentaje de azúcares y aceites hidrogenados (grasas) y carecen de fibra.

38. Procura tomar alimentos ricos en proteínas con déficit de grasa, como la pechuga de pollo sin piel, o las claras de huevo. Ten en cuenta que las proteínas magras poseen un efecto térmico, es decir, que la cantidad de calorías que el cuerpo requiere para el proceso de ingestión, digestión y metabolización es mayor.

39. No olvides beber agua en abundancia. A menudo se confunde el hambre con la deshidratación. Por otro lado, evita las bebidas azucaradas, pues contienen muchas calorías vacías. Dicho de otra forma, sin nutrientes ni vitaminas.

40. Los principales consejos dietéticos para la prevención del cáncer son: reducir el consumo de grasas hasta en 30%, comer frutas y verduras para asegurarte del suministro indispensable de vitaminas A, C, E y beta-caroteno, aumentar la proporción de fibra de forma razonable, disminuir el consumo de salados, adobados y ahumados, y moderar la ingesta de alcohol.

41. Las carnes rojas y los embutidos aportan proteínas y minerales de buena calidad, pero también un alto contenido en grasas y colesterol. Por ello, los nutricionistas limitan su consumo a un máximo de dos raciones semanales (por ración se entiende entre 100 y 200 gramos).

42. Los lácteos aportan calcio, vitaminas A, D, B2, B9 y B12, también otros minerales como el fósforo. Pero al contener una elevada cantidad de grasa de origen animal pueden incrementar tus niveles de colesterol. Escoge las versiones desnatadas o semidesnatadas.

43. Los hábitos alimenticios y los comportamientos sedentarios se desarrollan en la infancia y en la adolescencia. Después resultan muy difíciles de modificar. Por lo tanto, la influencia del ámbito familiar es decisiva. Cuida tu forma de comer y estarás protegiendo la de tus hijos.

44. Si deseas darte algún capricho ocasional, come una porción pequeña para saciar las ganas. Si el antojo persiste, ingiere una pieza de fruta.

45. La obsesión por la comida puede desembocar en graves trastornos de conducta, desencadenar una depresión o provocar carencias nutricionales. Acéptate tal y como eres y procura comer todo lo que tu organismo necesita sin otorgarle a los alimentos más importancia de la que representan.

46. Recuerda que el exceso de peso perjudica el sueño y es frecuente que provoque insomnio, así como generar problemas sexuales.

47. El sobrepeso y la obesidad incrementan de forma directa las probabilidades de sufrir hipertensión, diabetes y, en general, enfermedades cardiovasculares. La pérdida de 10% de tu peso puede disminuir de manera significativa el riesgo de padecer estas enfermedades.

48. Dos copas de vino al día otorgan grandes beneficios a tu salud, pero tómalas siempre en la comida o durante la cena.

(Yo prefiero whiskey :). Pero no me lo tomo todos los días.)

49. Siempre que te sea posible, trata de pasear por 30 minutos después de las comidas.

50. Y no olvides que, si quieres llegar a viejo, mucho trigo y poco puerco.

El artículo original lo encuentras en http://www.menshealthlatam.com/nutricion/532861/50-mejores-consejos-nutricion/

¿Ya haz pensado como vas a modificar tu salud? ¿Tienes tu rutina de ejercicios cuadrada? Recuerda que te puedo orientar y ayudar. Si deseas trabajar en tu salud y transformar tu vida, escríbeme para comenzar el proceso.

Errores Comunes que Sabotean tu Pérdida de Peso

Mucha gente comienza con ímpetu sus nuevas rutinas de ejercicios. Le meten fuerte todos los días, pero se empiezan a frustrar porque no ven cambio en libras o pulgadas. Esto me pasaba mucho a mí. ¿Qué es lo que está pasando? La gran mayoría de las veces es la nutrición. Puede que estén comiendo muy poco, o de más. No están midiendo la cantidad de calorías que consumen, ni el contenido de los ingredientes de las mismas.

En uno de los boletínes más recientes de Team Beachbody se publica un artículo sobre los 5 errores más comunes que la gente comete, y también como se pueden corregir. A continuación comparto el artículo (está en inglés) y al final el link para acceder al boletín:

“Are You Sabotaging Your Weight Loss?”
By Jessica Girdwain

If you just started an exercise plan or are getting your butt in gear by working out more consistently, you may need to change how you fuel your body to get the most out of it. Common nutrition mistakes such as drinking your calories or eating too much postworkout may be the reason why you can’t lose weight (or inches) even though you’re giving it your all. Although getting fit isn’t just about the scale, it’s still an important factor, so we’ll break down 5 common problems—and how to fix them—to get you back on the path to results

Problem 1: You have no idea how many calories you’re really eating

It’s common to think more exercise = more calories. But if you’re trying to lose weight, you may be adding on as many calories as you’re burning—or more. “Think about the food that you’re eating to fuel your workouts and ask yourself how it fits into your total calorie allotment for the day,” advises Felicia Stoler, MS, RD, a nutritionist and exercise physiologist. Just because you hit the cardio hard today doesn’t automatically mean you can supersize dinner. “Most people have no idea how much they’re really eating.” To get honest with yourself about your calorie needs, write down everything you eat for a day (yes, even that handful of nuts you’re holding right now) or use a site like MyFitnessPal® (yo uso el app Lose It). You’ll probably be surprised by your final number.

Problem 2: You’re hydrating with a sports drink
If you’re doing a hard, prolonged workout, then hydrating with a sports drink can be a good thing, but for your standard, at-home program, you’re usually better off with water. Sports drinks contain about 50 calories per 8 oz., and 14 grams of sugar (about 3.5 teaspoons). Your body will probably burn though that in an hour-long workout, but then you won’t be mobilizing fat stores as much. As for the electrolytes, yes, an hour-long program depletes them, but it’s nothing a good recovery drink can’t fix.

Problem 3: You’re addicted to that preworkout snack

As long as they’re getting enough balanced calories in their diet, the average person should have all the glycogen stores they need to get through an hour-long workout, even first thing in the morning. Eating something beforehand might give your performance a little boost, but if you skip it you’re better off—teaching your body how to mobilize fat stores for energy (just like in Problem 2). The exception to this is if you “bonk” or run out of glycogen and blood sugar partway through your workout. When this happens, you don’t just feel a little pooped; you feel as though you’ve just run into a brick wall. If this happens, 50–100 calories of simple carbs, 10 minutes before you start, should fix it. Half a banana would be ideal. If you’re looking for a boost with minimal calories, Beachbody’s E&E Energy and Endurance® Formula or a strong cup of coffee are two great ergogenic aids.

Problem 4: You’re eliminating all carbs
So many exercisers try to eliminate starchy carbs—including whole grains and starchy vegetables like potatoes and corn—when they’re trying to lose weight. But it’s water weight you’re losing, not fat. Not only that, the strategy can backfire. Depleting carbs from your diet means that you have to tap into your lean protein stores for energy, which ultimately can decrease your lean muscle mass. Muscle is critical for upping your metabolism—and burning more calories even while you sit around—so you may see your weight plateau. The lesson? Don’t be afraid to incorporate some whole grains and starchy veggies into your daily diet.

Problem 5: You’re not working out hard enough
If you notice you come home from a run only to find that you’re noticeably hungrier, consider upping the intensity of that run. A recent study in the International Journal of Obesity looked at sedentary, overweight men who either worked out at a moderate pace for 30 minutes or completed a high-intensity interval workout for the same amount of time.1 Those who did the intense interval exercise ate less at a subsequent meal, as well as the next day. Not every workout should be an intense interval session, but fitting in one or two a week can help turn the dial down on your appetite.

Aquí el link para el boletín completo: http://www.teambeachbody.com/about/newsletters/-/nli/297#326213425

¿Crees tú que estás cometiendo alguno de estos errores? ¿Deseas comenzar a trabajar en tu salud y ponerte en forma? Escríbeme para poder ayudarte.

Éste es el cuerpo promedio… ¿Quiéres ser promedio, o salirte saludablemente de la norma?

Recientemente recibí un mensaje de texto de un amigo con un link bien interesante. Deseo compartirlo con ustedes, pues es alarmante:

http://m.theatlantic.com/health/archive/2013/10/this-is-the-average-mans-body/280194/

USA-Frontmanmain.jpg

De acuerdo al artículo, ese es el cuerpo promedio de los hombres en Estados Unidos (y podríamos decir en Puerto Rico) hoy día. Ese es el diseño basado en hombres de 30 a 39 años, cuyo índice de masa corporal (BMI) es de 29 (uno menos de la definición médica clínica de “obesidad), y con una cintura promedio de 39 pulgadas. Y esas imágenes son basadas en números del CDC (Centers for Disease Control and Prevention) de Estados Unidos. No son sacados de la manga. Son números reales. Si sigues leyendo el artículo, verás lo alta que está la tasa de obesidad en Estados Unidos.

Mi gente, esto es alarmante. Cada día nuestra sociedad sigue cometiendo errores en nutrición, no le da importancia al ejercicio, al vivir saludablemente. ¿Y qué ocurre? Que nuestros hijos copian lo que estamos haciendo. Y se sigue esa cadena que atenta con nuestra salud. El cuerpo promedio en 10-20 años más probablemente entrará en obesidad clínica a menos que hagamos algo HOY.

¿Tú deseas ser parte de ese promedio? Espero que no. Espero que valores bien tu salud, la de tu familia, la de tus hijos. Los cambios comienzan en ti. Si tú decides trabajar en tu salud, en vivir más saludable, contagiarás a otros, contagiarás a tu familia. Y si tienes hijos, les ayudarás a vivir mejor, y estarás más tiempo junto a ellos para disfrutarlos.

Hace 3 años atrás yo me veía en ese cuerpo promedio, pero tomé la decisión de salir de ese promedio. Decidí tomar el control de mi vida y de mi salud, y estoy en mejor condición que la que estaba en mis 20. Por eso, decidí ayudar a otros a tomar ese paso de transformar su vida.

Te pregunto de nuevo: ¿eres de ese promedio? ¿Deseas salirte de ese promedio? Escríbeme y vamos a ver como te puedo ayudar a vivir mejor.

Celebrando el 3er Aniversario de una Nueva Vida

Hace exactamente 3 años, el 2 de agosto de 2010, decidí hacer un cambio en mi salud. No era que anteriormente estaba mal de salud, pues me ejercitaba diariamente, pero lo que yo estaba haciendo no me estaba dando resultados y me tenía frustrado. Además, tenía unos hábitos alimenticios incorrectos pues tenía el conocimiento de nutrición incorrecto. Y lo peor de todo es que pensaba que yo estaba haciéndolo todo bien:

“Oye, si me levanto todos los días y hago una rutina de hora y media de cardio y pesas en la mañana, desayuno bien poco, o sea, un café y un jugo de china, me estoy sirviendo BIEN poquito en el almuerzo, estoy corriendo 3 millas o nadando 600m en las tardes, y por las noches ceno también BIEN poquito, por qué esta pipa no me baja?”

Eso pasaba por mi mente constantemente. Y era bien frustrante. Y sé que le pasa por la mente a muchas personas. Ya llevaba un tiempo cuestionándome. ¿Si lo que estoy haciendo hace 4-5 años no me está funcionando, por qué sigo haciéndolo?

Por eso decidí tratar algo nuevo y diferente. Sólo obtendrás algo y nuevo y diferente si tratas algo nuevo y diferente. Yo decidí tratar P90X. No conocía nadie que lo hubiera hecho y completado, así que me imaginé que iba a ser el primero de mis amistades. Después del primer mes integré Shakeology a la ecuación. Al final de 90 días, obtuve los resultados que deseaba. Perdí 16 libras, bajé 6 pulgadas de la pipa, y saqué mis cuadritos por primera vez en mi vida, a la tierna edad de 34 años.

3eraniversario

Como pueden ver en esa foto, lo mejor de todo es que ya van 3 años y aún mantengo esos resultados, quizá mejor. El sistema de Team Beachbody no fue una solución a corto plazo. Team Beachbody literalmente cambió toda mi vida y mi salud. De estar harto de hacer ejercicios (llegué a odiarlos), ahora me los disfruto porque los programas me entretienen. De no tomar casi agua en todo el día (porque no me daba sed en todo el día y en realidad no me gustaba tomar agua), a tomar 1 galón de agua diario. De comer sólo 2 veces al día (hablando en serio, ¿crees que un café y un jugo de china de desayuno es una “comida”?), ahora como 5 veces al día, más que antes, y me he mantenido.

Aprendí a comer mejor, a comer los alimentos que en realidad mi cuerpo necesita. Me siento con mucha más energía que antes. Y te soy honesto: a mí NO me hace falta Shakeology. Aún tomo Shakeology porque me encanta como me hace sentir y porque conozco los beneficios a mi salud, pero no por mantenerme o perder peso. Con las guías nutricionales y las herramientas de Team Beachbody aprendí qué tipo de alimentos debo comer para mantener estos resultados. La foto es la prueba.

Team Beachbody no te enseña a sólo perder peso. Esto no es una pastilla “mágica”. Esto no es “tómate estas batidas 2-3 veces al día y no hagas más nada”. Esto no es una dieta estricta de no comer NADA de carbs, o de comer sólo papas y zanahorias. Claro, eso te puede funcionar… por un tiempo. Pero cuando te canses de esas pastillas mágicas, de susbsistir sólo de batidas, de esa dieta estricta, ¿qué vas a hacer? Si no hiciste ningún cambio en tus hábitos alimenticios, si no comenzaste una rutina de ejercicio, si no tuviste un plan a largo plazo… siento serte BIEN sincero: vas a ganar TODO ese peso de vuelta, y quizás más.

Mis resultados fueron gracias a la disciplina. Disciplina en los ejercicios, disciplina en nutrición. Y el apoyo: el apoyo de mi coach, el apoyo de un grupo online en la pagina de Team Beachbody (ahora lo hacemos en Facebook). No, no es un proceso sencillo, no fue fácil. Pero valió la pena; aún rindo los frutos de ese esfuerzo. Más energía, más vida, más fortaleza, mejor autoestima, mejor salud.

Todo porque hace 3 años un día como hoy decidí tomar un rumbo diferente y darle la oportunidad a Team Beachbody. Y hoy ayudo a otros a lograr esos cambios y cumplir esas metas.

¿Quiéres darte la oportunidad? ¿Cuándo empezamos?

Quinoa Patties sobre Espinaca

Mmmmm… Quise cenar vegetariano. Bueno, eso creo. Yo todavía me confundo un poco con vegano, vegetariano, que es “carne”, etc. ¿Los huevos están incluidos en esa lista de vegetarianos/vegans? Anyway, esta receta no tiene carne. Es súper saludable, y lo mejor de todo: ¡sabe bien buena! No es original. Es de la guía nutricional de Focus T25, tiene aproximadamente 300 calorías.

Ingredientes (1 persona)
3/4 de taza de quinoa ya preparada (cliquea aquí para ver como se prepara la quinoa; puede ser con agua)
1 huevo
1/4 de pimiento picado (cualquier color; yo use anaranjado)
4 cucharadas de flax seeds (semillas de lino)
Sal de Himalaya y pimienta a gusto
3 tazas de espinaca fresca
Pam, o algo similar para que no se pegue la comida a la sartén

Instrucciones:
1. Pon a calentar un sartén en medio-alto.

2. En un envase mezcla la quinoa, el huevo, los flax seeds, sal, pimienta y el pimiento picado. Haz 2 bolas de la mezcla.

3. En una taza de medir, pon una bola y aplastala con las manos (o con 1/2 taza de medir) para que se haga el “patty” y sácala. Haz lo mismo con la otra bola.

4. Echa el Pam al sartén y pon los patties. Voltea a los 2 minutos. Dale 2 minutos más (si quieres más tiempo, no hay problema) hasta que se pongan doradas, y las sacas.

5. Echa la espinaca en la sarten y revuelvela por 1-2 minutos hasta que se cocinen. Sácalas, las sirves en el plato, y le pones los quinoa patties encima.

En mi caso hice 3 pues en mi plan de nutrición debo consumir un poco más de calorías. Por lo tanto, añadí 1/2 taza de quinoa, 2 cucharadas de flax seed, y usé 1/2 pimiento anaranjado.

Éste fue el resultado:

IMG_0561[1]¡Trátala y cuéntame que te pareció!

Acompáñame este sábado en un Beachbody Super Fit Club

Estos eventos a mí me encantan. Recuerdo cuando empezamos a organizarlos y sólo eramos 40 personas. Hoy día se llena de 300+. La energía que se vive, conocer las experiencias de personas que han transformado su salud, me hacen cada vez sentirme más contento de ser un Coach de Beachbody. Y ni hablar de los workouts en vivo! Chequea este video de uno de los eventos en 2011, haciendo Turbo Fire:

Yo decidí tomar ese pequeño break para grabar el video porque estaba bastante perdido con la rutina.

Quiero invitarte a que nos acompañes este sábado, 20 de julio de 2013, comenzando en punto a las 11:00am hasta la 1:00pm, en el Hotel Caribe Hilton en San Juan. Llega un poco antes, pues hay registro. Y lo mejor de todo: ¡la entrada es gratis!

https://www.facebook.com/events/268834433241891/

Vas a conocer lo que es Team Beachbody, lo que hacemos los coaches y la oportunidad del negocio, historias de éxito y el compromiso que tiene Beachbody con Puerto Rico (nos visita Jeremy Redd, Director Regional del Mercado). Daremos a probar Shakeology y haremos en vivo una rutina del programa que está acabando, Focus T25.

Si deseas más info sobre el evento, escríbeme o dame una llamada al 787-349-6606.

¡Espero verte allí!

¡Llegó Shakeology de Vainilla!

¡¡¡POR FIN!!!

Yo amo Shakeology. Llevo ya casi 3 años tomándomelo sin parar, hasta cuando me voy de viaje. Me encanta compratirlo con todos, y mucha gente me pregunta sobre los sabores. Se los menciono, y el 90% de las veces la próxima pregunta es: “¿viene de vainilla?”

A veces es difícil que las personas entiendan que no hay NADA en el mercado más saludable que Shakeology. Ninguna batida se acerca. Y esto es porque Beachbody quiere siempre la mejor calidad en sus productos. Es 100% natural, y tenía que permanecer 100% natural. Desafortunadamente, la vainilla que ellos buscaban no era de la mejor calidad. Estaba llena de químicos que no estaban aprobados por la FDA. Inclusive, Beachbody llegó a pensar que NUNCA iba a existir. Yo mismo decía eso, que nunca se iba a ser por lo de los químicos.

Por más de 2 años, el creador, Darin Olin, ha viajado y buscado alguna buena cepa para poder utilizar. Por fin la encontró en Magadascar y ya tenemos el Shakeology de Vainilla! Chequea la historia:

Tuve la oportunidad de probarla en el Coach Summit:

IMG_0419[1]

Veredicto: ¡sabe BRUTAL! Mi batida de proteinas es de vainilla tambien, y en verdad mezcla muy bien con todo. Y ésta sabe igual o mejor que esa. Llevo tomando la de Tropical Strawberry como por 1 año y medio, así que ya es hora de cambiar. Vanilla Shakeology, here we go!!!

¿Deseas una muestra?

Wikén largo, desarreglos en la nutrición, ¡¿¡¿¡¿QUÉ HAGO!?!?!?

Primero que todo, no paniquearte.

Esto nos pasa a todos. No siempre podemos controlar lo que vamos a comer cuando estamos fuera de nuestra casa. Esto nos pasa mucho, especialmente si nos invitan a quedarnos de fin de semana largo en un lugar que no es tu hogar. Btw, gracias, Nicole y Luis, por la invitación; la pasamos brutal!!!

Volviendo al tema, hay veces que no se puede controlar por completo la nutrición. Mi mejor consejo: no te “rushees”. El que ese fin de semana no hayas mantenido una nutrición espectacular no significa que en 2-3 días vas a perder todo lo que has trabajado para lograr. Es cuestión de que una vez llegues a tu casa, a tu rutina normal, vuelvas nuevamente a comer saludablemente.

Este fin de semana, este servidor cenó Wendy’s el viernes en la noche, almorzó y cenó varias comidas fritas el sábado, comió con pan regular (no integral) varios sandwhiches, cenó el domingo McDonald’s, y anoche chuletas fritas con tostones de pana. Como pueden ver, NO ES LO MAS SALUDABLE del mundo. Pero lo comparto contigo porque ya hoy estoy de nuevo comiendo limpio, saludable, volviendo a la normalidad. Es cuestión de reconocer lo que hiciste mal, y volver a caer en tiempo. Esta semana el plan es comer lo más saludable posible para limpiar el sistema de los junk foods del fin de semana. Además, tomar MUCHA agua (y echarle sal de Himalaya para mineralizarla) que ayude a “flushear” las toxinas, y vuelta a la normalidad.

Así que tranquilo. ¿Hiciste desarreglos? Ya se acabó el wikén. Es hora de caer en tiempo de nuevo con tu nutrición.

Otro invento: Red Quinoa y Pollo Stir-Fry

Lo admito: soy bastante fiebrú de la cocina. Lo favorito mío es hacer BBQ, pero hago de todo un poco. Todavía no domino el horno, pero para eso está el BBQ!

Lo bueno de esta fiebre es que me gusta inventar. Y con lo que he aprendido en términos de comida saludable, puedo inventar saludable, que sepa bueno, y compartirlo con ustedes. También he aprendido a comer cosas que hace unos años ni siquiera hubiera probado (pregúntenle a mi mamá).

Case in point, Red Quinoa y Pollo Stir Fry:

Ingredientes Stir Fry:
Pollo en tiras (no sé cuanto había en el paquete)
1 zanahoria picada en palitos
1/2 pimiento de cada uno de estos colores: rojo, amarillo, anaranjado
1 cebolla morada
1 cucharada de ajo
1 calabacín verde picado en medias lunas
1 lata de mazorquitas
1 lata de water chestnuts
2 cucharada de aceite de coco
2 cucharadita de aceite sesame oscuro
Braggs Liquid Aminos y jugo de limón a gusto.

Ingredientes Red Quinoa
2 tazas de red quinoa
4 tazas de vegetable stock
1 cucharadita de sal

IMG_0264[1]

1. Pon a hacer la Quinoa. Llena una olla con el vegetable stock, quinoa y sal y ponla a hervir.
2. Una vez esta hirviendo, baja la temperatura a low, tapa la olla, y dejala cocinando como por 15-20min. Está lista cuando el líquido se evapora.
3. Pica los ingredientes del stir-fry en lo que se cocina la quinoa.

IMG_0263[1]

4. Pon a calentar una sartén wok en high, con 1 cucharada de aceite de coco y 1 cuharadita del de sesame. Una vez calienta, echa los pollos y los mueves de vez en cuando, como por 10 minutos.
5. Saca el pollo, ponlo en un plato aparte, echa el aceite de coco y sesame restante, más el ajo y lo dejas cocinando por 30ss.
6. Echa las zanahorias y cocínalas 1-2 minutos.
7. Echa los pimientos, el calabacín y la cebolla y cocínalo todo junto por 1-2 minutos,
8. Echa de nuevo el pollo, y añade las mazorquitas y los chestnuts. Revuelvelos por 2 minutos, esta vez echándole el jugo de limón y el Braggs Liquid Amino a gusto.

Para servir, tienes 2 opciones:
1. Mi preferida, sírvete la quinoa y luego lo que quieras de stir-fry encima de la quinoa y mezclas.

IMG_0265[1]

2. Sirves cada cosa aparte (quinoa en un lado del plato, stir-fry en el otro.

Ah, y para los amantes del pique, bautiza tu plato con tu pique preferido. Yo usé éste que es artesanal, de coco, y lo conseguí en unas Fiestas de San Sebastián.

IMG_0268[1]¡Buen provecho!

Ejemplo concreto de cómo el estar en forma te ayuda a ahorrar dinero

Ok, ese título es bastante obvio. Si te mantienes en forma, haces ejercicios, comes saludable y tienes buena disciplina, ahorras bastante dinero. Los problemas de salud asociados a la obesidad/sobrepeso cuestan billones de dólares en impuestos. Eso lo pagamos tú y yo. También te puede hacer un hueco en el bolsillo: visitas al médico, medicinas, tratamientos, etc. Hay algunos medicamentos que no los cubren los seguros médicos y tienes que pagarlos completos.

Escribo este post hoy pues me llamaron del seguro de vida con una buena noticia. Pero vamos a dar un trasfondo.

En el 2007 nace mi primera princesa. Par de meses después, pensando en su bienestar y en el de mi esposa, decidimos conseguir una Póliza de Seguro de Vida. Por si no lo saben, los costos de estas pólizas dependen de un sinnúmero de factores, entre ellos tu condición física actual. Yo había estado haciendo ejercicios para ese tiempo, pero no era muy consistente. Con todo y eso, consideraba que estaba en forma. Mi nutrición, sin embargo, no era la mejor. Y esa semana en que me venían a hacer la prueba de orina, sangre, peso, etc. me habia portado bastante mal. Por lo tanto, al obtener los resultados míos y de mi esposa, yo caí en una categoría más baja que la de ella (caí en la 3era categoría, Yadira en la 2da) y el pago mío terminó siendo más alto.

Es abril 2013 y el agente de seguro me llama hace 2-3 semanas para ver que había de nuevo, que si queríamos revisar la poliza. CLARO QUE SÍ! Teníamos ya una segunda hija que teníamos que incluir. Le pregunté que si podíamos hacernos las pruebas de nuevo porque yo estaba 100% seguro de que los resultados iban a ser mejores. Oye, estoy con Beachbody bien disciplinado desde el 2010! Me dijo que sí. Llenamos los papeles y el viernes pasado vinieron a casa a hacernos las pruebas.

Hoy recibo una llamada de el agente diciéndome que tanto Yadira y yo caímos en la categoría más alta en términos de salud, por lo tanto iba a ahorrar unos $40 en el pago mensual gracias al cambio. YEAH!!! Oye, esos son $480 más al año que vienen muy bien en mi bolsillo!

Mi gente, hay que invertir en su salud. Piensa en ti y en los tuyos. Ese dinero que gastas en visitas médicas, en tratamientos, en terapias, en medicamentos, puede que lo puedas ahorrar si tomas los pasos necesarios. Está en ti la solución. Yo te puedo ayudar con la misma.

Buen día!

%d bloggers like this: